Los peligrosos viajes clandestinos en tráiler, como el que causó la tragedia de esta semana, son cada vez más habituales debido al aumento de los controles a ambos lados de la frontera en los últimos años